Consejos para controlar la alimentación emocional

En inmensidad de ocasiones hemos escuchado aquello de que cuando estamos estresados o preocupados por algo nos da ansiedad, la cual nos lleva a comer sin parar. Pero lo mismo ocurre cuando estamos contentos o felices. Nos sentimos eufóricos y el apetito se abre.

En estas circunstancias, debemos aprender a controlar los impulsos emocionales si no queremos ganar peso debido a la ingesta masiva de calorías. Solo necesitamos tener controlados ciertos puntos que recaen sobre la alimentación y que exponemos a continuación

  1. Mide tu comida

Para saber cuánta cantidad hemos comido a lo largo del día, es aconsejable llevar un registro de los alimentos ingeridos. De esta forma, cuando vayamos a comer otra vez podremos comprobar si nuestras ansías de comida se deben al hambre debido a que hemos comido poco en anteriores horas o se debe a nuestro estado emocional. En este último caso, necesitamos tirar de fuerza de voluntad para no comer de más.

  1. Distinguir el hambre de la gula

El hambre está relacionada con la necesidad que tiene el cuerpo de recibir energía, es el proceso natural del organismo. Sin embargo, la gula surge debido a los estados de ánimo o al estilo de vida que llevamos en un determinado momento. Si de verdad tuviéramos hambre, nos comeríamos hasta aquello que en verdad no nos gusta y que no suele estar presente en nuestra alimentación habitual. La gula es un hambre psicológica.

  1. Reduce el estrés o la euforia

La actividad física es la mejor opción para reducir los estados de ánimo exagerados. Soltamos adrenalina y liberamos tensiones. Además, el deporte es el mejor aliado de un cuerpo bien esculpido con ausencia de “michelines”.

  1. Apoyo familiar o de amigos

En los momentos de mayor estrés, recurrir al círculo más cercano es una buena forma para sacar todo lo que llevamos dentro. Desahogarnos y contar la situación que estamos viviendo ayuda a liberar tensiones y a calmarnos. Con ello, reducimos la ansiedad o gula que nos lleva a incrementar las calorías en nuestra alimentación.

  1. Come en un ambiente saludable

Si no queremos caer en la tentativa de comer alimentos que no nos benefician, lo mejor es no tenerlos a nuestro alcance. En la cocina o en el salón debemos evitar encontrarnos con alimentos que contengan muchas calorías y que son los más apetecibles para vencer el estrés.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.