Consejos para perder grasa cuando comemos fuera de casa

Muchas personas se ven obligadas a comer fuera de casa prácticamente a diario, principalmente por motivos laborales o por cuestiones de tiempo. A esto se le suma que los fines de semana se postulan como los mejores días para salir a comer o cenar fuera rodeados de la familia o amigos con el fin de probar nuevos platos y pasar momentos divertidos. En estas ocasiones, es más difícil intentar mantener una dieta sana y equilibrada y seguir un orden a la hora de tomar unos alimentos u otros. Por ello, tenemos más posibilidades de coger algunos kilos de más. Sin embargo, existen una serie de hábitos que nos ayudarán a perder grasa. Veamos cuales son.

¿Qué hacer para perder grasa cuando comemos fuera de casa?

El primer punto es elegir las mejores opciones que encontramos en la carta. En la mayoría de restaurantes siempre encontramos platos menos grasos y con menor número de calorías. Esos serán los que debamos elegir para perder grasa. ¿Pero cómo saber cuáles son?

Es habitual encontrar en la carta ensaladas mixtas. Este es un plato rico en vitaminas, minerales y fibras y, además, no engorda. Será una gran opción para pedir de primero e irte saciando el hambre. En algunos sitios podemos elegir qué condimentos queremos que lleven. Eso sí, debemos alejarnos de aquellas ensaladas que llevan productos procesados, rebozados o salsas.

Otro consejo es reducir el consumo de platos con alto nivel en carbohidratos y grasas. Un día podemos comer pasta, por ejemplo, pero no estar toda una semana comiendo este tipo de comida o arroces o patatas. Por otro lado, deberemos evitar los fritos. Es la comida más recurrente cuando comemos fuera y, quizás, una de nuestras favoritas pero debemos aprender a alejarlas de nuestro lado.

Otro punto para perder grasa es controlar las cantidades de comida que metemos al estómago. Si el restaurante de por sí nos pone platos grandes, deberemos aprender a no comernos todo, sobre todo cuando son platos ricos en calorías. De la misma forma, no debemos empezar a pedir platos más platos. Primero nos comeremos uno y si tenemos hambre ya veremos qué pedimos después. Es un proceso para acostumbrar al cuerpo a comer menos y reducir el estómago, de esta forma perderemos grasa sin darnos cuenta.

Y, por último, son un gran aliado en la pérdida de kilos los suplementos creados específicamente para este fin. Serán un impulsor de la quema de grasa y acelerarán los procesos de adelgazamiento. No obstante, es aconsejable combinarlos con el ejercicio físico y, como hemos dicho, con una dieta sana y equilibrada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.