¿Cuánto engordan los helados?

El verano es la época del año más apetecible para tomar helados. Las altas temperaturas y el tiempo libre del que disponemos son los motivos por el que los españoles acudimos a los helados para refrescarnos y disfrutar de su sabor tan exquisito. Durante los meses más calurosos del año es habitual incluir en la dieta 1 o 2 helados al día. Esta rutina que adoptamos nos lleva a plantearnos si el helado engorda y si después del verano habremos aumentando nuestro peso por culpa de los helados. En este artículo vamos a comentar ciertas cuestiones que nos harán llegar a una conclusión contundente acerca de esta pregunta.

En primer lugar, debemos tener claro que todos los excesos no son buenos. Partiendo de esta base, tomar grandes cantidades de helados al día puede hacernos engordar debido a las calorías. Sin embargo, no todos los helados tienen las mismas calorías. Estos alimentos están compuestos por leche, nata, agua y azúcar. Las calorías dependen del nivel de nata y azúcar que posean en su composición ya que son los ingredientes que más engordan. Por lo tanto, es preferible consumir helados con un alto porcentaje en agua si no queremos ganar unos kilos de más este verano. Entre los helados más recomendables si estamos preocupados con nuestro peso son los polos o helados de hielo. Además este tipo de alimentos son mucho más refrescantes.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para saber si los helados engordan?

Los helados podemos dividirlos en tres categorías en función de su composición nutricional:

  1. Helados elaborados con leche entera o desnatada, nata o crema y grasa animal o vegetal. Dentro de este grupo, deberemos alejarnos de aquellos que estén hechos con leche entera, nata y grasa animal. Los helados de nata o crema contienen alrededor de 200 y 250 calorías por cada 100 gramos. En este sentido, es preferible hacer helados caseros en casa para saber las cantidades y el tipo de ingrediente que echamos.
  2. Helados elaborados con agua. Cuanta mayor cantidad de agua contengan los helados, menos calorías contienen –aunque también deberíamos mirar el azúcar e ingredientes añadidos- y, por lo tanto, menos engordan.
  3. Helados de hielo. Con este grupo de helados debemos tener cuidado con los edulcorantes que llevan para aportar sabor.
  4. Postres de helados o helados especiales como son los elaboradores con fructosa, por ejemplo.
  5. Helados light. Este tipo de helados se supone que contienen menos grasas y edulcorantes no calóricos. Sin embargo, el sabor a los helados lo aportan el azúcar y los edulcorantes más calóricos, por lo que si queremos disfrutar de un buen helado acabaremos escogiendo el que más calorías tiene.

Otro factor que influye en las calorías de los helados son los ingredientes que denominados Toppings. Se trata de elementos añadidos para aportar sabor a los helados como son los siropes, frutos secos, lacasitos, galletas, etc. Estos ingredientes evidentemente sí engordan, por lo que si quieres controlar tu peso es preferible que tomes helados sin toppings y que contengan el menor grado de chocolate posible.

Sin embargo, a la hora de preguntarnos si los helados engordan debemos saber que, por lo general, los alimentos no engordan. La ganancia de peso depende del desequilibrio que se genera entre la energía o grasas que consumimos a través de los alimentos y la energía que quemamos a lo largo del día. En función de ello, a la hora de tomar un helado no debemos sumarlo a la alimentación habitual diaria, sino debemos hacer que forme parte de ella. Es decir, si queremos tomar un helado debemos dejar de tomar otra serie de alimentos habituales con el objetivo de no superar las calorías que ingerimos al día. De esta forma, conseguiremos mantener nuestro peso sin llegar a engordar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.