Por qué desayunar fuerte y qué desayunar

A menudo las personas que madrugan mucho se levantan con el estómago cerrado, es decir, no tienen hambre. Por este motivo, marchan al trabajo o a la escuela sin ningún alimento en el estómago. Su primera ingesta no llega hasta las 11 de la mañana, aproximadamente, cuando hacen un descanso en sus quehaceres. Además, cuando esto sucede se tienden a comer un sándwich ligero o incluso alguna fruta o galleta. Por lo tanto, no estamos aportando al cuerpo todos los nutrientes que necesita para cargarnos de energía.

Esta situación también se da en aquellas personas que se levantan con el tiempo justo. No disponen de minutos para sentarse sobre la mesa y disfrutar de un buen desayuno. Es más, salen por la puerta de casa sin haber comido absolutamente nada, ni siquiera un tozo de pan.

Estas situaciones debemos evitarlas a toda costa ya que son malos hábitos alimenticios y no nos ayudan en absoluto en el plano personal ni profesional.

Motivos para desayunar con contundencia

Por las noches, mientras dormimos, el organismo no recibe ningún alimento durante al menos 8 horas. Cuando nos levantamos, el cuerpo está más débil de lo normal debido a que ha quemado todas las energías que habíamos consumido durante el día anterior. Dormir también quema calorías y energía. Para poder afrontar el día con energía y mejorar el rendimiento en la escuela o en el trabajo, necesitamos comer nada más levantarnos, mejor dicho, antes de realizar cualquier actividad.

Pero no basta con comer algo a la ligera o comer poco, los desayunos son las comidas más importantes del día ya que es la que más energía y nutrientes nos aportan para estar durante todo el día activos.

Cualquier movimiento que hagamos conlleva una quema de energía, por lo que estaremos más energéticos si desayunamos fuerte. Los alimentos deben ser ricos en vitaminas, minerales y proteínas.

Qué desayunar

Por las mañanas podemos echar mano de muchos alimentos como son los cereales, las tostadas, las galletas, las frutas, hortalizas como son los tomates, huevos, avena, etc. existen muchos desayunos en los que podemos mezclar varios ingredientes. Pero también podemos acudir a los suplementos nutricionales, los cuáles aportan los nutrientes necesarios y en las cantidades más eficientes. Estos suplementos son perfectos para aquellos días en los que tenemos poco tiempo ya que se comen en un “periquete” y se pueden tomar en cualquier sitio.

Este producto contiene mezcla de cereales y semillas, además de contener pipas de calabaza, pipas de girasol, azúcar moreno, miel en polvo, arroz inflado, trigo hinchado, maíz hinchado, pasas, sésamo, chocolate desgrasado, grasa vegetal, coco rallado, almendra en grano tostada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.