¿Estamos comiendo mal?

Nuestro cuerpo y nuestra salud es un reflejo de lo que comemos. Si nuestro organismo empieza a dar señales dolorosas o molestas, significa que estamos llevando una mala rutina alimentaria. Los excesos o los malos hábitos alimenticios acabarán siendo “castigados” hasta tal punto que no estaremos en condiciones para salir de la cama. Por ello, es fundamental cuidar lo que comemos y aportar al organismo los nutrientes necesarios para que pueda realizar correctamente todas sus funciones.

El primer paso es dejar de lado los alimentos que no nos benefician pero, ¿cómo sabemos si estamos comiendo bien o mal? Los síntomas nos dan la respuesta.

  1. Vientre hinchado

La tripa hinchada, en forma de bola, es consecuencia de la malata rutina alimentaria. Cuando estamos comiendo alimentos poco saludables de forma muy seguida, nuestro organismo reacciona haciendo que el vientre se vea más abultado.

  1. Aparición de gases

Los gases pueden aparecer porque el tipo de comida sea propicia a generarlos o porque estamos comiendo demasiado rápido y alimentos no recomendados. En este caso, debemos comer despacio, respirar tranquilamente y saber combinar los alimentos que generan flatulencias.

  1. Dificultades para dormir

Si en el momento que nos toca irnos a dormir, no paramos de dar vueltas en la cama y en conciliar el sueño es porque estamos comiendo mal y mucho por la noche. La cena debe ser la comida más ligera del día. Con el estómago lleno es casi imposible poder descansar bien.

  1. Dificultades para ir al baño

Lo normal es ir al baño todos los días, incluso más de una vez. En el momento que veamos que pasan los días y no conseguimos evacuar las heces, deberemos ir al médico para que nos recete algo que pueda combatir el estreñimiento, como puede ser la fibra natural. Éste es un síntoma muy habitual de una mala alimentación.

  1. Irritabilidad

Las consecuencias de la ingesta de alimentos no saludables y el desorden en los horarios de la comida, pueden generar cambios de humor en las personas. Estaremos más irritables y poco tolerantes. De lo contrario, una buena dieta nos ayudará a estar más contentos y felices.

  1. Aparición de mal aliento

La salud de la lengua y de los reflujos naturales del organismo es síntoma de que estaos comiendo bien. Un motivo de que nos huela el aliento es la mala alimentación. En estos casos deberemos beber mucha agua y tomar mucha fruta para agilizar la digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.