¿Qué estás desayunando a diario? (PARTE 1)

Vamos a comenzar dejándoles una información que les será muy útil y así podrán identificar en donde están ustedes.

El cuerpo va a actuar según el desayuno.

La mayoría de las personas suelen tener un DESAYUNO ALTO EN CARBOHIDRATOS simples (como el café con leche, pan, empanadas, donas, churros, otras harinas, etc), que contienen gran cantidad de azúcar refinada, proporcionándote algo de energía y satisfaciendo tu apetito pero no por mucho tiempo. Éstos carbohidratos te producen un incremento abrupto del azúcar en la sangre y el organismo te responderá con una caída de ese nivel de azúcar.
Como no le estás proporcionando a tu cuerpo todos los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento (proteína, grasas, fibra, vitaminas y minerales) sino un exceso en uno sólo (carbohidratos), como consecuencia, a las pocas horas de haber comido te sentirás cansado, pierdes la concentración y te sentirás hambriento antes del almuerzo, lo que te llevará a consumir más carbohidratos a mitad de mañana (dulces, pan, galletas, etc). Ésto, suele ser un círculo vicioso en el que te mantienes todo el resto de tu día.

Los picos y caídas reiterados de energía, desequilibran el organismo, y por consiguiente, pueden tener efectos a largo plazo en su peso y bienestar.

En el próximo post, destacaremos las consecuencias de NO DESAYUNAR, no te lo pierdas!

@Coppiafitness Visítanos aquí.

http://coppiafitness.webnode.com.ve/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.