Fitness: el valor de la alimentación para alcanzar los objetivos

La alimentación se puede convertir en un impulso o en obstáculo a la hora de conseguir los resultamos que buscamos cada vez que nos sometemos a una disciplina del fitness. En función de la dieta habitual a la que estemos acostumbrados, nuestro cuerpo estará más predispuesto para alcanzar los objetivos, ya sea perder peso o aumentar masa muscular, entre otros.

A pesar de realizar una rutina de entrenamiento, en ocasiones los deportistas no experimentan los resultados que esperaban. Esto es consecuencia de la alimentación que estamos llevando. Cuando la dieta es sana y equilibrada, los resultados serán más visibles con menor esfuerzo.

¿Qué comer en función de los objetivos?

El fitness es una vía eficaz para cambiar la estructura de nuestro cuerpo. Los diferentes ejercicios que integran las disciplinas del fitness están dirigidos tanto a perder los kilos de más como a aumentar de volumen. Aunque, la clave está en la alimentación.

Si nuestro objetivo es perder peso, en la dieta no podemos abusar de alimentos calóricos, es decir, debe ser una dieta hipocalórica. De esta forma, reducimos la ingesta de aquellos productos que nos hacen engorda pero no dejamos de consumir ningún otro nutriente necesario para conseguir el máximo rendimiento en el fitness.

Para ello, debemos cocinar al vapor o a la plancha los diferentes alimentos, al tiempo que introducimos una gran cantidad de frutas y verduras de pocas calorías. Si adquirimos éste hábito, no tenemos por qué restringir ningún alimento en concreto y pasar hambre.

No obstante, para acelerar el proceso de adelgazamiento podemos adquirir, en nuestra tienda online, productos quemagrasas e, incluso, cremas reductoras. Serán efectivos junto a un entrenamiento constante.

Si, por el contrario, el objetivo del fitness es definir el cuerpo, la dieta debe ser más específica para ganar masa muscular. A diferencia del caso anterior, las proteínas son uno de los nutrientes más necesarios. Lo más recomendado es ingerir entre 0,8 y 1,2 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal. Entre los alimentos con mayor carga proteica están el bacalao, los langostinos, el pollo, el pavo y las legumbres.  En este caso, podemos ingerir productos de proteína concentrada que activará e impulsará el crecimiento de la masa muscular.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.