Cómo evitar los gases durante el entrenamiento

Los gases en el estómago suelen aparecer cuando realizamos deporte, especialmente cuando corremos. Estos gases pueden provocarnos un dolor agudo que se puede prolongar durante un tiempo debido a que son difíciles de eliminar. En estos casos deberemos parar el ejercicio y sentarnos para que el dolor cese. No obstante, la mejor forma de evitar estas situaciones es prevenir la aparición de gases durante el entrenamiento.

¿Por qué se producen gases durante el entrenamiento?
¿cómo evitarlos?

Es más que sabido que debemos hidratarnos durante todo el día, sobre todo cuando vamos a realizar deporte. Sin embargo, un consumo excesivo de agua puede producir una hinchazón en el estómago que a su vez provoca la retención de líquido, lo que se traduce en gases y dolor. Esto es muy habitual en las mujeres. Por lo tanto, debemos tomar agua pero con precaución. Eso sí, las bebidas con azúcar es mejor dejarlas de lado porque producen infinidad de gases y, además, no llegan a hidratar.

Asimismo, las bebidas carbonatadas no debemos ni mirarlas. La carbonatación de la bebida suele liberar dióxido de carbono en el tracto gastrointestinal que unido al movimiento del estómago durante el entrenamiento da lugar a fuertes dolores estomacales.

Al igual que debemos controlar las bebidas, el consumo de alimentos también debe estar limitado ya que algunos producen gases en el estómago. Algunos ejemplos son las manzanas, las peras, el brócoli o la cebolla. Tampoco es recomendable tomar leche, helados o queso antes del entrenamiento. Estos alimentos contienen azúcares, fibra y almidones que son de difícil digestión, que provocan gas intestinal sobre todo cuando hacemos deporte.

El exceso de sal en las comidas es peligroso pero también puede serlo la escasez de este ingrediente cuando realizamos deporte. Durante el entrenamiento, nuestro cuerpo necesita sal para regular el consumo de agua. Además, con el sudor se pierde mucha sal y esto puede provocar una hinchazón del estómago y deshidratación.

Otra causa que da lugar a loa gases estomacales es la mala respiración durante el entrenamiento. Cuando nos quedamos sin aliento tendemos a tragar aire por la boca y aparezca el hipo. En estos casos, el más fácil que el aire entre en el tracto intestinal y provoque dolores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.