¿No estás desayunando? (PARTE 2)

Es posible que no tengas apetito apenas despiertas o que no dispongas de tiempo suficiente para prepararte una comida en la mañana, pero saltarse el desayuno puede tener efectos no deseados.

La cosa funciona así, el cuerpo tratará de utilizar las reservas de nutrientes y agua que necesita para funcionar adecuadamente, pero probablemente ya las habría consumido durante la noche. Si no comes nada, es posible que te sientas cansado y hambriento a mitad de mañana, y entonces necesitarás picar algo no tan saludable en ese momento, como una galleta, un café, un dulce, un pedazo de pan o un chocolate, para obtener algo de energía y aumentar tus niveles de azúcar. Al hacer esto crearás un círculo vicioso del cual será difícil salir, pero no imposible.
Estos altibajos de energía son perjudiciales para el organismo, ya que lo desequilibran y obligan a trabajar en modo de emergencia, almacenando todos los alimentos metabolizados, en forma de grasa y poniendo al páncreas en una constante labor de liberación de insulina para nivelar el azúcar en sangre, sin dejar de mencionar que esta azúcar no será utilizada como energía sino que será nuevamente almacenada por el mismo desequilibrio. La fuente de energía en estas situaciones será la proveniente de las masa muscular, lo que degradará el musculo.
Así que no te saltes el desayuno, esta comida te ayudará a mantener en equilibrio tu organismo.

Si te gustó esta información y crees que pueda ayudarte a mejorar tus hábitos alimenticios, no te quedes con ella y compártela en tu muro para ayudar a uno más.

En el último post hablaremos de la manera correcta en que se debe romper el ayuno, no te lo pierdas!

@Coppiafitness Visítanos aquí.

http://coppiafitness.webnode.com.ve/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.