Cómo afecta la tiroides a la salud y el ejercicio

Cuando sufres de tiroides no puedes dejar de hacer ejercicio. Así lo demuestran los estudios. Quien tiene tiroides sufre problemas derivados como debilidad, cansancio y cambios involuntarios en el peso. Pero que no te digan que se acabó el ejercicio físico para ti; todo lo contrario, debes mantenerte en forma para que tu cuerpo sea capaz de regular de mejor manera esta enfermedad.

Las mujeres son las más afectadas por este tipo de problemas en la tiroides. Muchas veces te preguntas si es bueno que sigas haciendo ejercicio cuando te diagnostican una enfermedad, pero en este caso es indispensable. Debes estar en continuo movimiento para que tu cuerpo no se debilite más de lo necesario.

 

Hacer ejercicio con hipertiroidismo

Aunque es verdad que el ejercicio es fundamental para no correr riesgos innecesarios, si sufres de hipertiroidismo has de saber que tus niveles de la hormona tiroidea son más altos y por tanto la frecuencia cardíaca aumenta. Esto lleva al cansancio y la aparición de fatiga muscular.

Si la tensión es más alta tienes que tener cuidado al correr, caminar o hacer ejercicios de cardio. Los problemas derivados del hipertiroidismo pueden verse duplicados. Pero puedes hacerlo en menor intensidad, de forma que tu cuerpo se beneficie y no se vea extra fatigado.

Cuando haces ejercicio segregas una hormona que se llama serotonina, la cual disminuye la sensación de hambre. La tiroides hace que cambies de peso de forma espontánea y esto puede ayudar a paliarlo.

Caminar o correr unos 30 o 40 minutos al día puede ser muy beneficioso para ti si sufres esta enfermedad. No se descartan tampoco ejercicios derivados de la fuerza. El gimnasio sigue abierto para ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.