Catabolismo muscular: qué es y cómo frenarlo

El catabolismo muscular es ese proceso por el cual los músculos se destrozan. Parece fuerte, pero es una consecuencia que puede darse. ¿Cómo se produce? El catabolismo puede llegar a darse en deportistas cuyos músculos no reciben alimento y acaban por consumirse a sí mismos.

¿Por qué aparece el catabolismo muscular?

Nuestro cuerpo puede aguantar hasta cierto punto cuando lo sometemos a la práctica de algún deporte. No podemos obligarle a realizar más ejercicio del que puede soportar, y por ello se consume a sí mismo para obtener los alimentos necesarios para aguantar.

El catabolismo muscular aparece sobre todo cuando hacemos ejercicios muy duros y luego no seguimos la alimentación adecuada para que los músculos crezcan. También ocurre cuando llevamos a cabo una dieta de adelgazamiento y el músculo no tiene otra opción que consumirse a sí mismo para no desaparecer.

Es un riesgo poco probable pero existente. Los músculos necesitan proteínas para aumentar, unas sustancias que encontramos sobre todo en los alimentos de origen animal. Si nuestro organismo sufre un proceso de catabolismo muscular, puede acabar con nuestra fuerza concentrada en los tejidos musculares, y además, nuestra imagen se verá deteriorada con la piel colgando y sin músculo que la rellene

Los deportistas con más riesgo y cómo evitarlo

Los culturistas profesionales, aquellas personas que basan su entrenamiento en forzar su musculatura hasta el límite con ejercicios de verdadera dureza y dedicación son las víctimas más comunes. Entrenan incluso dos veces al día y tienen una masa muscular considerable.

Para evitar este tipo de riesgo, se pueden seguir unos consejos a la hora de realizar ejercicio:

  • Entrena tres veces por semana, con ejercicios que pongan en forma todo tu cuerpo, no solo una zona.
  • Haz 3 o 4 series por ejercicio. No es recomendable hacer más pues expones al músculo a mucho peligro.
  • El entrenamiento de cardio, en el que se mueve todo el cuerpo y se pretende perder grasa, no debe superar los 30 minutos. En más tiempo el cuerpo está expuesto a catabolismo muscular si las sesiones son más largas.

Productos para evitar el catabolismo muscular

Para prevenir el catabolismo muscular, presentamos una serie de productos que pueden mejorar la capacidad muscular y que los músculos tengan la nutrición que necesitan:

  • El Glutamine Ajinomoto, con el que se mejora la recuperación y ayuda a la reparación del tejido muscular. Consumir 3 o 4 gramos en tres tomas diarias, antes y después del ejercicio y antes de dormir.
  • El Fitness Body 10, una proteína con la que seguir una alimentación adecuada. Realizar dos tomas, una a media mañana y otra por la tarde, si es posible una de ellas después de realizar ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.