Cómo lucir cintura

¿Cuántas veces hemos soñado que nos mirábamos al espejo y que los “michelines” habían desaparecido para dar paso a una tripa plana y una cintura de infarto? Este sueño se puede hacer realidad si nos ponemos manos a la obra e incluimos el deporte en nuestra rutina diaria. Solo tenemos que motivarnos pensando en los buenos resultados que vamos a conseguir a la vez que seguimos los siguientes consejos.

  1. Muévete para quemar calorías

El proceso para lucir cintura comienza con perder grasa a partes iguales en todo el cuerpo. Para ello, debemos ser activos y estar en constante movimiento. De esta forma, estaremos quemando más energía y, con ello, diciendo adiós a los kilos de más. Esto no significa que hagamos entrenamiento intensos, simplemente que nos movamos más, ya sea en casa o en la oficina, por ejemplo.

  1. Dirige tus entrenamientos a la zona abdominal

Realiza ejercicios de cardio nos ayudará a quemar calorías pero no solo podemos basar nuestros entrenamientos en este tipo de ejercicios. Si queremos lucir cintura, deberemos realizar entrenamientos específicos que se centren en los músculos abdominales. Para ello, trabajaremos los músculos del recto anterior del abdomen, los oblicuos y los lumbares.

  1. Combina los ejercicios

Si siempre hacemos el mismo ejercicio, el cuerpo acaba acostumbrándose al esfuerzo sometido y llega un momento en que los resultados dejan de ser visibles. Por ello, debemos variar los ejercicios y sorprender al cuerpo. Además, hay infinidad de ejercicios dirigidos a entrenar la cintura.

  1. Entrena de forma progresiva

Cuando empezamos a entrenar la cintura, las repeticiones y series serán más bien reducidas para que nuestro cuerpo se vaya adaptando. A medida que continuamos con los entrenamientos, éstos deberán ser más intensos y más largos. Subir el ritmo y la frecuencia nos ayudará a alcanzar antes nuestros objetivos.

  1. Ser constantes

No vale nada si los entrenamientos duran solo una semana o si los realizamos de vez en cuando. Para ver resultados, la constancia es fundamental. Eso no significa que debamos realizar ejercicio todos los días, pero sí seguir una rutina de entrenamiento.

  1. Cuidar la alimentación

Los resultados no solo son visibles si realizamos deporte. La rutina de entrenamiento debe ir ligada a una alimentación sana y equilibrada. Estaremos tirando por la borda todo el esfuerzo si al llegar a casa o al día siguiente nos metemos para el cuerpo más calorías de las debidas. Un día a la semana podemos saltarnos la dieta, pero no debe servir de precedente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.