Consejos para hacer deporte en Navidad

La Navidad está cada vez más cerca y con ella las grandes comilonas y las vacaciones. Si unimos los tres factores, son un gran equipo para pasar unas fechas inolvidables. Pero si nos centramos en el deporte, quizás no sean el tándem perfecto para no engordar.

Durante la Navidad solemos pegarnos comidas y cenas cargadas de energía, que nos aportará la vitalidad necesaria para continuar con la fiesta y estar con la familia. Sin embargo, el exceso de energía o grasas se puede acumular en nuestro cuerpo si no realizamos ejercicio. A este problema, se suma que en invierno llevamos muchas capas de ropa, lo que impide que nos veamos más detenidamente y seamos conscientes de si estamos cogiendo algún kilo de más.

Sin embargo, no todo es negativo a la hora de realizar deporte en Navidad. Son fechas en las que solemos coger vacaciones, por lo que tenemos más tiempo para acudir al gimnasio o para entrenarnos al aire libre, eso sí, con la vestimenta adecuada para resguardarnos del frío. Solo tenemos que encontrar la motivación exacta para no dejar los entrenamientos durante las fiestas navideñas.

¿Cómo entrenarme en Navidad?

Lo primero  es concienciarnos de que el deporte es bueno, independientemente de la época del año. Lo segundo es que la Navidad está para disfrutarla, por lo que debemos permitirnos más de un capricho. Para ello, debemos echar mano del deporte si no queremos que todo el esfuerzo realizado durante el año se vaya por la borda. Y en tercer lugar, conseguiremos tonificar el cuerpo y mejorar las capacidades cardiovasculares si cogemos con fuerza los entrenamientos.

  • Establece una agenda

En la Navidad siempre nos surgen muchos planes. Por ello, es preferible crear un calendario o agenda para reservar una o dos horas al entrenamiento. Un día podemos saltarnos la rutina diaria pero que no se convierta en una costumbre, ya que luego nos costará todavía más volver a los entrenamientos después de la Navidad.

  • Sé realista

No se trata de dejarnos la piel en los entrenamientos durante la Navidad. La idea es seguir activos para poder quemar las grasas que vamos consumiendo en las reuniones familiares o de amigos. Asimismo, al crear la agenda debemos introducir el tiempo o los ejercicios que vayamos a cumplir. Si no somos realistas, lo único que conseguiremos es agobiarnos y tirar la toalla al ver que no cumplimos con los objetivos desde el primer día.

  • Aprovechar las salidas

Seguramente que ya tienes planeado acudir al centro de la ciudad para ver la decoración, las tiendas o mercados navideños. Es un gran plan pero lo será todavía más si te pones las zapatillas de deporte y visitas la zona a la vez que haces ejercicio. Siempre puedes hacer que tu compañía se una al plan.

  • Apúntate a la San Silvestre

Esta carrera es una gran oportunidad para quemar calorías y recorrer la ciudad. No te pongas límites y apúntate al reto. No tienes la presión de llegar a la meta en un periodo de tiempo determinado. Tómatelo con calma, apúntate con amigos/as o familiares y vive una gran experiencia. Al finalizar, te sentirás mejor contigo mismo/a y estarás preparado para comerte la Nochevieja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.