Consejos para respirar mejor mientras hacemos running

Salir a correr, hacer footing, o ahora, practicar running es uno de los entrenamientos más populares. Cada vez es más frecuente ver a runners en los parques o en las calles, equipados con unas buenas zapatillas y vestuario para la ocasión. El running es un ejercicio cardiovascular muy completo, en el que se trabajan las piernas, el abdomen y los glúteos especialmente, pero que, en general, tonifica todo el cuerpo. El running es muy beneficioso para perder peso, peor también para mantenernos en forma y tener un cuerpo definido y tonificado. 

Consejos útiles para practicar running

Si embargo, hay que tomar una serie de precauciones antes de practicar running. En primer lugar, debemos de calentar. Cuando corremos, las articulaciones sufren, especialmente los tobillos y las rodillas, por lo que debemos realizar unos calentamientos antes de ponernos en marcha. Por otro lado, es importante llevar una buena respiración. Mientras se practica running, la respiración se acelera, por el esfuerzo físico que estamos realizando. no llevar una buena respiración puede hacernos perder la concentración, no aguantar a pensa tiempo e, incluso, fatigarnos o tener algún problema respiratorio. Para evitar esto, os dejamos unos consejos para mantener una respiración constante cuando corremos:

  1. Antes de comenzar, deberás coger aire profundamente y expulsarlo agitando las extremidades y realizando movimientos circulares con la cabeza. Repite este ejercicio tres veces.
  2. Empieza con un ritmo suave, de manera que la respiración no se acelere nada más empezar.
  3. Se debe inspirar más profundamente de lo normal, cogiendo el aire por la nariz despacio y manteniéndolo unos segundos en los pulmones. Después, exhalamos todo el aire por la boca poco a poco.
  4. Procura realizar inspiraciones y exhalaciones regulares, es decir, que duren lo mismo y con la misma intensidad. Esto ayudará a que tu cuerpo aguante más tiempo corriendo.
  5. No hables mientras estás corriendo, ya que la respiración se verá alterada, y puedes fatigarte.
  6. Mantén los brazos flexionados mientras realizas las inspiraciones, ayudará a que la caja torácica coja más aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.