El deporte y la diabetes

Uno de los temas más comentados cuando se habla de salud deportiva es la diabetes. Algunas personas diabéticas tienen dudas sobre si pueden hacer fuertes esfuerzos físicos. La respuesta es Sí. Existen dos tipos de diabetes: tipo I y tipo II. Ambos responden perfectamente al ejercicio físico. El único impedimento se encuentra en los diabéticos de tipo II que suelen tener mayor peso, por lo que quizás le cueste más realizar deporte pero es una cuestión de kilos y no de diabetes. El deporte permite a los diabéticos controlar su enfermedad, por lo que no solo pueden hacer ejercicio físico sino que deben hacerlo.

Beneficios del deporte para los diabéticos

  • Ayuda a mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre.
  • El deporte aumenta el gasto calórico y a ayudar a perder peso. Cuánto más delgado se está, mejor resistencia a la insulina se tiene.
  • Estimulación de la producción de insulina en el páncreas
  • Aumento de la sensibilidad de las células a la insulina y del número de receptores de insulina.
  • Disminución de las necesidades de insulina.
  • Mejora la actividad de las enzimas oxidativas, implicadas en el mantenimiento de las células y tejidos dañados.
  • El deporte disminuye la concentración de triglicéridos y regular el colesterol en sangre.
  • Aumento de la masa muscular.
  • El deporte eleva el nivel de endorfinas y reduce el estrés, gran enemigo de las personas diabéticas.

Controlar la hipoglucemia durante el deporte

El único aspecto que deben controlar los diabéticos cuando hacen deporte es la hipoglucemia o baja de glucosa en sangre. El cerebro necesita un suministro constante de glucosa. Cuando se hace deporte, la glucosa en sangre disminuye y puede darse una disminución rápida de insulina. Por ello, es vital que los diabéticos identifiquen los síntomas de la hipoglucemia que son: dolor de cabeza, mareos, confusión, debilidad, mucha sudoración… Si esto ocurre, tienen que tomar rápidamente glucosa. Si el nivel de glucosa está por debajo de 80 mg/dl, por encima de 300 mg/dl, no se debe realizar ejercicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.