Diferencias entre el entrenamiento de mañana y tarde – noche

Una de las grandes preguntas en el mundo del deporte: ¿qué es mejor: entrenar por la mañana o por la noche? Y lo cierto es que no ha un estudio realizado en el que se demuestre que la hora idónea es una u otra. Depende de los hábitos de cada persona. En función del tipo de vida o trabajo que tenga cada uno, será mejor en un momento u8 otro. Ambos tienen sus ventajas e inconvenientes:

Entrenar por la mañana

Para aquellos a los que les cueste seguir una rutina de entrenamiento, esta hora es muy buena, ya que el cuerpo está descansado y los músculos reparados y listos para ejercitarse. Además, resulta más sencillo seguir una rutina en la que se realice ejercicio por la mañana, y no se pongan excusas por la tarde. Aquellas personas con un trabajo muy estresante, o con un horario extenso, esta es la mejor opción. Cuando se sale de trabajar muy cansado y tarde, lo último que apetece es meterse en un gimnasio o salir a correr, por lo que hacer deporte nada más levantarse es la mejor opción.

Entrenar por la tarde – noche

Sin embargo, a pesar de que por la mañana el cuerpo está más descansado, la tarde es el momento en el que estamos más preparados para hacer deporte. Estamos más despiertos, y con una sensación de energía mayor. Entre las 16:00 y las 18:00 horas es el momento en el que mayor resistencia y fuerza tiene el organismo. Mentalmente, también es muy buena opción practicar deporte por la tarde – noche, una vez se han terminado las obligaciones, ya que ayuda a desconectar, a olvidar los problemas y la rutina, pero aprovechar ese momento de energía para entrenar, y después comenzar a relajarnos, en primer lugar con la ducha, después una cena ligera y un rato en el sofá hasta que nos acostamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.