Cómo ganar velocidad al correr

Correr es una de las disciplinas del deporte más practicadas. A algunos les apasiona correr mientras que a otros no tanto pero todos somos conscientes de las ventajas que nos aporta salir a la calle a hacer running. Es un ejercicio cardiovascular que mejora la salud de nuestro corazón y nuestro fondo físico.

Una vez que le hemos cogido el gusto a eso de salir a correr o que lo hemos incorporado a nuestra rutina de entrenamientos, el principal objetivo es mejorar la velocidad. Al principio iremos muy despacio hasta que nuestros músculos se oxigenen y nuestra capacidad torácica mejore. A medida que pasan los días, notamos cómo aguantamos más tiempo corriendo. El siguiente paso es correr más rápido. ¿Pero este objetivo cómo lo conseguimos?

En primer lugar la mejora siempre está en la práctica. Debemos ser corredores habituales y ponernos las zapatillas de running al menos 2 o 3 veces por semana. El entrenamiento es clave para mejorar el rendimiento deportivo. Esto no quiere decir que tengamos que ponernos a correr como unos locos sin estar aconsejados por ningún experto. Es mejor la calidad que la cantidad.

El siguiente requisito que nos ayuda a mejorar la velocidad al correr es la realización de ejercicios, más concretamente de series. Son los más temidos por los deportistas porque cuesta hacerlos y cansan, pero sus beneficios son insuperables. La evolución que se nota al realizar series es impresionante.

Por ejemplo, un tipo de serie es correr 1.000 metros en 6 repeticiones con un minuto de descanso entre ellas. El número de series y los metros pueden variar, en función de los gustos u necesidades de cada corredor. La idea es que realicemos series donde corramos al 100% y luego descansemos a un ritmo más tranquilo durante un tiempo concreto para luego volver a correr lo más rápido que podamos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.