¿Se puede tener unos kilos de más y estar en forma?

No es la primera vez que una persona se sorprende de ver a una persona que acude constantemente al gimnasio o que realiza deporte y aún así sigue teniendo unos kilos demás. El primer pensamiento que se nos pasa por la cabeza es: algo está haciendo mal para seguir teniendo esa forma física. Sin embargo, podemos estar totalmente equivocados. No siempre estar en forma significa tener un cuerpo libre de grasas. La fuerza, tonificación y estabilidad también son sinónimos de salud. Esa persona que vemos siempre en el gimnasio es posible que esté enfocando sus entrenamientos a estos últimos fines en vez de a perder peso o que su constitución sea ancha. Eso no significa que no esté en forma.

¿ Kilos ?

En este sentido, tenemos que ser capaces de diferenciar entre las personas que tienen unos kilos de más pero que están sanas y activas de aquellas que tienen sobrepeso y que su forma de vida es el sedentarismo que les puede causar problemas de salud. De la misma forma, una persona que está más delgada no tiene por qué tener una buena condición física. El peso no es un medido exacto y fiable de la forma física y la salud de una persona. Es más, los expertos afirman que una persona corpulenta pero con buena forma física tiene menos posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares que una persona delgada y sedentarista.

¿Por qué es mejor tener menos grasas?

Ya hemos comentado que sí es posible ser corpulento y estar en forma. Pero esto no quita que sea aconsejable perder algunos kilos. En primer lugar, nuestro corazón funcionará más activamente y bombeará mejor la sangre, sufriremos menos problemas de colesterol y nos cansaremos mucho más tarde. Además, estar más delgados nos ayudamos a ser ágiles en el ejercicio y de esta forma aumentar el rendimiento deportivo.

También es cierto que cuánta más grasa tengamos acumulada en el organismo, mayor fuente de energía nos proporciona para realizar cualquier actividad física. La clave es llevar una dieta sana y equilibrada en la que no incluyamos muchos alimentos procesados o bollería. Si combinamos esta rutina alimenticia con el entrenamiento, nuestra salud será excelente aunque tengamos unos kilos de más. El motivo del peso puede deberse a problemas de tiroides o al funcionamiento del metabolismo y la constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.