¿Sudar adelgaza?

Seguramente has escuchado más de una vez que si vas al gimnasio y acabas muy sudado vas a perder más peso. Pero no te fíes. Ten en cuenta que el sudor es en realidad agua, la cual elimina toxinas cuando sudas. Pero, ¿pierdes también grasa? Aléjate de los gurús del ejercicio y echa mano de la lógica. A veces pensar dos veces es lo que te previene de hacer cosas que después no tienen utilidad.

Muchas veces han salido a la luz entrenamientos basados en ponerte una sudadera mientras corres. Todo con el propósito de sudar más y perder más calorías. ¿Es esto efectivo? En parte. Cuando haces mucho ejercicio, o a una intensidad muy alta. Tu cuerpo se calienta. Esto produce la sudoración, es decir, tu cuerpo intenta calibrar su temperatura por medio de la eliminación de toxinas en forma de agua.

Pero piensa en algo más: ¿pierdes peso solo por tener calor? Cuando haces ejercicio, aunque estés en un mes de invierno como enero, en realidad sientes calor. Esto es porque tu cuerpo, debido al entrenamiento, se calienta y necesita regular su temperatura. Pero cuando es verano y sales a la calle en plena tarde también tienes calor y sudas. Entonces, no deberías creer que solo por sudar vas a perder peso.

La verdad del sudor

Sudar adelgaza si es fruto de un duro entrenamiento. Esa es la realidad. Cuando tu cuerpo siente mucho calor, tira de las calorías para refrigerarse. Por tanto pierde peso, pero ello tiene que ir acompañado de la realización de ejercicio físico. De otra manera, solo vas a estar empapado en sudor sin que ello conlleve una pérdida real de grasa y, por tanto, que adelgaces.

Cuando adelgazas es debido a la intensidad que le pones al ejercicio que realizas. No adelgazas por la cantidad de agua que pierdas al sudar, fruto de que tu cuerpo regule su temperatura. La pérdida de peso debido al sudor se traduce en una pérdida momentánea, en contraste con el gasto de energía que se deriva del ejercicio. La pérdida de peso del sudor y el ejercicio físico van de la mano, pero no pretendas bajar de peso en forma de líquidos y grasa de forma simultánea. No vas a poder.

Existen formas de ver la cantidad de peso en líquidos que has perdido al hacer ejercicio. Te tienes que pesar antes de entrenar y después de hacerlo, tras una buena ducha. Esa es la cantidad de líquido que habrás perdido, pero para adelgazar necesitas gastar energía. Si sudas al entrenar va a estar relacionado con la pérdida de líquidos, pero no de peso en grasa; que, al final, es lo que te interesa.

Si alguien te dice que te pongas una sudadera o un abrigo para hacer ejercicio le puedes explicar que eso no tiene sentido alguno. Que solo vas a sudar sin parar y a perder líquido que luego vas a recuperar, en vez de perder grasa. Además, imagínate lo incómodo que es entrenar con tanta ropa encima. Esta práctica es bastante inútil.

El sudor tiene que ir acompañado de un esfuerzo detrás. Rutinas de cardio, rutinas de musculación, clases de movimiento corporal, etc. Todo encaminado a la pérdida efectiva de grasa y que sí, te hará sudar, pero como muestra de lo que te has esforzado. No por ponerte más ropa o por tener más calor vas a perder más peso al sudar. Recuerda que de esta manera solo vas a perder líquidos. En cuanto bebas agua para hidratarte e incluso con alguna bebida isotónica, vas a recuperar lo que creías haber perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.